agosto 2, 2021

El Ayuntamiento de Madrid exige 320.000 euros a la Mancomunidad del Este por incumplir su compromiso sobre vertidos en Valdemingómez

El Ayuntamiento de Madrid ha enviado a la Mancomunidad del Este (que agrupa a 31 municipios) una reclamación de 320.000 euros ante el «incumplimiento del convenio» firmado para que utilizaran el vertedero de Valdemingómez mientras acababa de construirse la planta de Loeches.

Así lo ha explicado el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, en el Pleno del Ayuntamiento el mismo día que se ha conocido que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Madrid ha desestimado el recurso de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (Fravm) que impugnaba las autorizaciones provisionales con las que la Mancomunidad del Este pudo verter sus residuos desde el 28 de diciembre de 2019 hasta el 24 de febrero de 2020.

Carabante ha explicado que el motivo de la reclamación es «el incumplimiento del calendario de reciprocidad de residuos» suscrito en febrero de 2020. Aquel convenio permitió la entrada de 165.000 toneladas en el vertedero de Valdemingómez procedentes de los 31 municipios del este de la región para evitar una crisis sanitaria, ya que la planta de Alcalá de Henares donde iban a parar estaba colmatada.

El convenio, suscrito entre la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento y la Mancomunidad, prevé la imposición de sanciones en caso de incumplimiento del calendario de reciprocidad. El Consistorio trata desde el 31 de marzo exclusivamente los residuos de los vecinos de la capital. Desde esa fecha, el Ayuntamiento prohibió a Arganda, autorizada en 2017, y a Rivas-Vaciamadrid verter sus residuos en la planta de Valdemingómez.