NacionalNoticias
Trending

Tu tortuga de la infancia puede ser un peligro para otras especies

Está prohibida la venta de las tortugas japonesas desde 2014.

La Trachemys scripta elegans, conocida como tortuga japonesa o de “orejas rojas” es una de las mascotas más populares. Probablemente tuviste una cuando eras niño, porque tus padres querían un animalito que fuera fácil de cuidar y dócil, pero todos estábamos equivocados, resulta que estos ejemplares podrían perjudicar el hábitat de otras especies.

Así es, la venta de éstas “inofensivas” tortugas fue prohibida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), debido a que se considera invasora internacionalmente. Estas representan competencia para otras especies de tortugas en el control de territorio y la reproducción con las hembras.

Al reproducirse con otras especies crean híbridos y dificultan el ciclo natural de las otras familias de reptiles. Además de ser depredadoras de otros animales como pequeñas aves, invertebrados, peces y ajolotes.

De acuerdo al biólogo Eduardo Rendón Hernández, de la Dirección de Especies Prioritarias en el área de especies invasoras y exóticas de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) se volvió plaga a causa de la fácil y barata compra-venta en el mercado, así como la nula información sobre su cuidado.

Foto: Peces

Las causas también se deben a que la gente desconoce el gran tamaño que alcanzan, y debido a esto, su liberación en cualquier espacio sin considerar el impacto negativo, dice la bióloga del Centro Mexicano de la Tortuga de la Conanp, Martha Harfush Meléndez.

Para terminar de romper nuestros corazones, la tortuga japonesa es muy agresiva, incluso con los humanos, lo que la hace más peligrosa para el hábitat natural y para las personas, pues puede transmitir salmonella y otras enfermedades a causa del descuido de su higiene.

Foto: Youtube

Es por eso que la Semarnat agregó a la tortuga japonesa en la Lista de las Especies Exóticas Invasoras para México en el 2014, a partir de ese año está prohibida su venta; aunque en algunos tianguis y mercados aún las encuentras, pero la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) se encarga de evitar eso.

Larga vida a Donatello, Squirtle, Franklin, o como sea que se llamara tu tortuga de la infancia.

Por: Marcela García Espínola

Tags

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close
Close

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor apóyanos desactivando tu bloqueador de anuncios